"INVISIBLES" EN EL COLEGIO ABUELA TECLA

Representación de "Invisibles" en el colegio Abuela Tecla

“Soy invisible desde que mi madre me trajo al mundo”. Así abre la pequeña Jacel la primera escena de “Invisibles” en el colegio abuela Tecla. Junto con Encarnación, Daisy, Rusmila y Cristina, interpreta a las mujeres. Éstas encuentran en el rio el espacio y momento para hacer congosá y lamentar la violencia que sufren. Pero no son las únicas que se quejan. En la misma obra, Merlín, Narciso Echuaca, Tío Michá y Armengol, interpretarán a quienes se quejan del empoderamiento de la mujer y recurren a la violencia para controlar y dominar a sus parejas.

La gira de la compañía Bocamandja con la obra “Invisibles” llega hoy, 22 de julio de 2021, a la escuela “Abuela Tecla”. Mientras esperamos la hora del recreo, aprovechamos para hablar con Inocencio, uno de los profesores del colegio.

El educador comenta que la obra les viene bien “sobre todo por la hora” que se ha elegido.  “Toda actividad que [apoya] la educación de los niños no nos pude venir mal, porque es el objetivo por el cual estamos aquí”, añade.



A las 15:00 los estudiantes de la ESBA salen al patio. Se agrupan en diferentes puntos, parece que todavía no tienen claro lo que va ocurrir durante este descanso. Algunos profesores les hablan de una charla, pero los alumnos todavía no parecen entusiasmados.

Han pasado de las 15:00. Las actrices empiezan a cambiarse de ropa. Al mismo tiempo, un profesor manda a los estudiantes que no son de la ESBA a sus aulas.

Daisy y Jacel preparándose para actuar

Antonio y Severino Reginaldo, quienes han venido como posibles sustitutos de algún actor, invitan a los estudiantes a acercarse. El escenario será el fragmento del patio bajo sombra, justo al lado de la bandera izada. Los estudiantes se quedan agrupados bajo sol y guardan silencio a petición del subdirector de Bocamandja, Párroco. Después de explicar que “Invisibles” es “una obra de sensibilización contra la violencia machista”, Párroco anuncia al grupo y comienza la primera escena.

Antonio y Reginaldo invitando a los estudiantes a acercarse

Mientras las chicas expresan las diferentes formas de violencia y discriminación que sufren las mujeres, los alumnos guardan silencio. Parece que el mensaje de las actrices ha captado toda su atención. En seguida, Encarnación entona una canción en fang logrando atenuar la tensión en los rostros de los alumnos. Los cánticos se suceden en diferentes lenguas vernáculas mientras las actrices cantarinas lavan ropa en el rio dentro de unos cubos. Los estudiantes empiezan a soltarse, algunos sonríen, hablan entre ellos o toman fotos. Encarnación vuelve a robar su atención, esta vez lo hace con una historia familiar de matrimonio infantil. Sus compañeras también relatan diferentes casos de familiares y amigas entregadas en matrimonio a cambio de bienes que resultaron poco útiles a la larga.

Primera escena de invisibles

La escena transcurre entre aplausos y la participación de los estudiantes. Estos acompañan a las actrices con frases de aceptación, apoyo y ánimo. Las actrices se solidarizan, lamentan y se consuelan entre ellas. Excepto Jacel que, tras relatar cómo su padre abandonó a siete hijos, no entiende que una mujer puede sobrevivir sin un hombre proveedor.

Estudiantes aplaudiendo al final de la orimera escena
Segunda escena 

Ahora nos encontramos en un bar, que es para los cuatro hombres lo que el rio para las mujeres. Si en la primera parte los estudiantes se han reído y han aplaudido, en esta dan el doble. Pero no parecen entender la crítica o la ironía del mensaje. Siguen aplaudiendo cuando Merlín cuenta cómo usó “su fuerza de hombre” para tomar a su mujer por la fuerza. Aumentan las risas cuando Tío Michá explica cómo devolvió el orden a su casa con el cinturón. Y responden con un unísono “No” entre risas cuando uno de los actores pregunta si se puede violar a una mujer que ya dio a luz.

Falta muy poco para que se acabe la obra y algunos profesores ya están pidiendo a sus alumnos que regresen a las aulas. Estos suben corriendo y regresan en seguida, no quieren perderse nada.

Bocamandja ya superó el tiempo acordado. Mientras Párroco comenta por teléfono que están acabando la última escena, las actrices se preparan para volver al escenario.

Última escena

“Limpiar a tu propio hijo no te hace menos hombre”. “Tenemos que hablar, pero en casa”: estas son algunas de las frases con las que ellas regresan al escenario. El elenco se despide con mensajes potentes como “Si te hace el amor sin tu consentimiento, es violencia”. 


Se oye a algunos estudiantes pedir que se repita la obra, pero deben regresar a las aulas en seguida.  Nos acercamos a un grupo de chicas para recoger impresiones. Parecen inseguras y se niegan a opinar. El más pequeño y el único chico del grupo toma la palabra y dice que la obra les ha parecido “genial”. Con esto, ellas se animan a participar. “La obra ha estado muy bien y todos han actuado bien”, dice una. “Me ha gustado porque ha tratado de cosas que ocurren en la vida actual”, comenta otra.

Al preguntarles si creen que algún grupo tenía razones para quejarse, las chicas, al principio, apoyan al grupo de la primera escena. Hasta que un compañero les da la razón a los hombres y surgen más votos a favor de estos. Una valiente se ofrece a hablar y comenta que “las dos partes tenían la razón. Porque, la mujer, no por estar casada no tiene que hacer las tareas de la casa y el hombre no tiene derecho a maltratar a la mujer”. 

Podemos decir que los estudiantes han reconocido los actos, son “cosas que ocurren en la vida actual”. Sin embargo, para lograr el objetivo que la compañía tenía propuesto, hace falta una charla. Ya que muchos siguen justificando la violencia machista.

La gira de “Invisibles” que comenzó el día 16 del presente mes en el INES Emilio Ndong Ondó, pasó por el espacio del colectivo Locos Por Cultura el día 17 y se continuará el sábado, día 24, en el poblado de Batoicopo.

Cartel de anuncio de Invisibles


Comentarios

  1. M gusta la forma que escribes las noticias, pero coje los nombres propios de los actores.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario